Inicio Alimentación 3 consejos fundamentales para el cuidado de tu loro

3 consejos fundamentales para el cuidado de tu loro

Si has decidido tener un loro como acompañante, puedes estar seguro de que has tomado una excelente elección. Estas son aves sumamente inteligentes y entretenidas, que a más de uno han hecho reír con sus palabras y carcajadas -aprendidas a través de hábitos- que repiten tan fluidamente, al punto de parecer sostener una conversación. Sin embargo, hay ciertas consideraciones que debes tener presente, si quieres que tener los mejores cuidados de tu loro sea una mascota saludable y bien entrenada.

Prepara el hábitat para un buen cuidado de tu loro

Consigue una jaula adecuada, grande y cómoda, en la que el loro pueda sentirse a gusto y movilizarse con facilidad.  Debe tener suficiente espacio para agregarle columpios, donde pueda jugar y recrearse, y además los tazones de agua y comida. Ubica la jaula en un sitio donde el loro pueda interactuar y sentirse acompañado, ya que estos animalitos suelen deprimirse si pasan mucho tiempo solos, y esto puede llegar a  resentir su salud.

 Alimenta bien a tu loro

Como parte de los cuidados de tu loro debes suministrarle una dieta variada a tu ave. Si bien es verdad que las mezclas de semillas que preparan los establecimientos, suelen ser muy buenas para ello, es necesario que no solo lo alimentes con esto, sino que también le des a ingerir alimentos tales como vegetales y frutas frescas,  que le permitan recibir una cantidad adecuada de nutrientes en su cuerpo.

De ninguna manera le des a probar cosas como: cafeínas, alcohol, chocolate, alimentos azucarados, frijoles, col, espárragos, aguacate o cebolla, ya que éstos pueden resultar gravemente tóxicos para ellos.

Entrena y socializa a tu loro

Primero debes procurar ganar la confianza de tu loro, recuerda que estos animales –a diferencia de los perros y los gatos- no son animales domesticados, sino que son salvajes por naturaleza. Así que, si se muestra arisco, debes ir acostumbrándolo a verte, poco a poco y con cautela. En el proceso de entrenarlo, puedes utilizar nueces, semillas o frutas como golosinas, para que éste acceda a salir de la jaula y se deje acariciar por ti. También puedes utilizar la repetición de palabras para que el loro intente imitarlas hasta que por fin lo logre.

Si sigues estos consejos, te garantizamos que podrás tener un divertido y saludable lorito.

Imagen cortesía de (1stfun.com), todos los derechos reservados.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here