Inicio Gatos 3 datos curiosos del gato elfo

3 datos curiosos del gato elfo

gato elfoLos gatos se han convertido en una de las mascotas preferidas por los humanos. Y son muchas la razas que hay, cada una de ellas con sus propias características y con sus propias curiosidades. Pero hoy queremos hablar de una en concreto, de una raza de gato que nos parece sorprendente y realmente fascinante. Si aún no lo habías adivinado, estamos hablando del gato elfo.

Curiosidades del gato elfo

Empezamos con el gato en sí. Y que su aspecto no puede ser más curioso y extraño. Encantador a nuestros ojos, pero lo cierto es que eso que a nosotros nos parece encantador a mucha gente le provoca rechazo ante esta raza de gato.

Y es que, que no tenga pelo llama la atención. Pero sus orejas puntiagudas y sus enormes y penetrantes ojos, le otorgan una apariencia que bien hace honor a su nombre: elfo.

No existe su raza

Sí, de alguna manera hemos estado hablando sin propiedad, ya que, aún esta raza de gato no ha sido registrada.

Los motivos son varios:

  1. No existe su raza
    Su creación es relativamente reciente, en 2007, cuando a Karen Nelson, una enamorada de los felinos pero alérgica a su pelaje, así que se le ocurrió comenzar a mezclar razas hasta obtener uno sin pelo que le permitiera disfrutar de su compañía. Así, de un cruce de Shynx y American Curl, surgió el gato elfo. Pero ni la Federación Mundial del Gato, ni las Asociaciones Internacionales de Gatos, la reconocen como raza.
  2. No te fíes si tienes alergia a los gatos 
    Tras leer la primera curiosidad sobre estos gatitos pensarás que es el gato ideal para cualquier persona que tenga alergia. Pues no, no te fíes, aunque no tenga pelo, este delicado gato también puede provocar alergias…
    Y es que solemos pensar que las alergias las provoca el pelaje, pero no siempre es así. De hecho, la principal causa de alergia es la presencia de una proteína llamada Fel d1, que se encuentra en la saliva y glándulas sudoríparas del gato.
  3. Necesitan cuidados especiales 
    Tiene un carácter adorable, muy dócil y amigable. Y no solo con los humanos, sino también con otros animales. Esto puede hacer pensar que es un gato ideal para cualquiera; y lo es, siempre que se tenga en cuenta que precisa de cuidados especiales.
    Su delicada piel, junto a su falta de pelo, hacen que no se puedan exponer al sol ni a temperaturas altas, ni tampoco al frío, que también les podría afectar muy negativamente.
    Es muy importante mantener la piel de este tipo de gatos bien hidratada, lo que exige bañarlos al menos una vez al mes con productos especiales. Y, por supuesto, tener especial cuidado con las bacterias para que no se contagien porque tienen cierta tendencia a ello.

Si eres de los que adora la apariencia de estos extraños gatitos y estás pensando en adoptar uno, ten muy en cuenta todas las necesidades que tiene y las precauciones que deberás tomar al tener uno en casa. 

 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here