Adopción

Adopción del perro: un momento clave

 Cada vez hay más personas concientes que se deciden por la adopción a la hora de adquirir un perro, debido a que cada año son muchos los abandonados en carreteras y en especial en épocas de vacaciones, pese a las numerosas campañas que se han llevado a cabo para contrarrestar este fenómeno.

La responsabilidad de adoptar

Sin embargo, antes de adoptar, conviene mentalizarse que este es un paso de largo plazo, y, al igual que cuando se opta por la compra, se requiere del compromiso de las personas para cuidar y mantener al animal en buenas condiciones, ya sea comprado o adoptado.

Cuando adoptamos un perro este ya suele ser adulto, es decir, que es posible que aún tenga por delante de siete a diez años de vida. Los perros son animales fieles y necesitan de cariño, por ello es importante el compromiso de los dueños. Un perro, aunque sea adoptado, requerirá de cuidados y gastos igual que cualquier otro.

Lo primero para adoptar es el compromiso y sentido de la responsabilidad, después debemos tener en cuenta nuestros horarios y tipo de vida, así como el tipo de perro que queremos.

Consejos

Entre los consejos que destacan está informarse bien de las ventajas de adoptar perros adultos, pues sus periodos de adaptación suelen ser buenos.  Dependiendo de nuestros hábitos podemos elegir uno u otro: si somos deportistas podremos elegir un perro que necesite ejercicio, pero si vivimos ocupados, debemos elegir un perro que no necesiten salir tanto a la calle.

Si tenemos otros animales habrá que ver cómo se adaptan al nuevo inquilino por lo que conviene evaluarlo bien antes de decidirse, igual que si tenemos niños, ya que puede que el perro adoptado no esté acostumbrado a tratar con ellos.

Cuando el perro está con nosotros en casa conviene llevarlo rápidamente a un veterinario para una revisión, así como averiguar todo lo posible sobre su vida anterior, ya que puede tener traumas que se conviertan en problemas si los desconocemos. Por otra parte, debemos darle al nuevo inquilino tiempo y su espacio para adaptarse a la nueva situación.

¿Os parece mono?

Pues, para gustos, colores… eso está muy claro. Cada quien es dueño de encontrar lindo lo que le parece. Y hay un perrito que no me gusta tanto, pero que hay casi un consenso en verlo como el más mono del mundo, al menos a juzgar por el número de seguidores que tiene en Facebook.

El perrito en cuestión es un pomerania de nombre Boo, tiene 5 años y sólo sabemos que vive en Estados Unidos. El nombre de su dueño no se conoce. Todo comenzó casi como una broma, cuando le crearon su perfil en Facebook. Lo increíble es que ha logrado 1.8 millones de contactos, lo que es una cifra que ha hecho pensar a varios.

Entre ellos, al dueño, que viene sacando cierto provecho de su mascota. Por ejemplo, acaban de sacar a la venta un libro con sus fotos y aventuras (?), con un precio de 9 dólares, con el que esperan una buena recaudación.

Bonito es, pero no me encanta.

3269366760_1bd9595133_z-640x198

Cómo cuidar un cachorrito

Pues, para gustos, colores… eso está muy claro. Cada quien es dueño de encontrar lindo lo que le parece. Y hay un perrito que no me gusta tanto, pero que hay casi un consenso en verlo como el más mono del mundo, al menos a juzgar por el número de seguidores que tiene en Facebook.

El perrito en cuestión es un pomerania de nombre Boo, tiene 5 años y sólo sabemos que vive en Estados Unidos. El nombre de su dueño no se conoce. Todo comenzó casi como una broma, cuando le crearon su perfil en Facebook. Lo increíble es que ha logrado 1.8 millones de contactos, lo que es una cifra que ha hecho pensar a varios.

Entre ellos, al dueño, que viene sacando cierto provecho de su mascota. Por ejemplo, acaban de sacar a la venta un libro con sus fotos y aventuras (?), con un precio de 9 dólares, con el que esperan una buena recaudación.

Bonito es, pero no me encanta.