Inicio Consejos Cómo curar una quemadura

Cómo curar una quemadura

Para cualquier dueño de mascota es terrible ver a su mascota sufrir por una quemadura, de allí la importancia de saber cómo actuar ante tales casos, por ello, a continuación te indicaremos cómo curar una quemadura de mascota.

Tipos de quemaduras

Los tipos de quemaduras a las que puede estar expuesta cualquier animal son las siguientes:

  • Quemaduras por electricidad: en casa pueden existir cables pelados o conexiones eléctricas en mal estado, las cuales pueden generar descargas eléctricas para tu mascota, este contacto con electricidad puede generar quemaduras de primer y segundo grado.
  • Quemaduras por radioactividad: esta son las quemaduras derivadas de la exposición al sol, exposición a rayos x y radiación ultravioleta.
  • Quemaduras térmicas: estas son las quemaduras producidas por el contacto de la mascota con agua caliente, gases inflamables, frío o fuego directo.
  • Quemaduras químicas: estas son las quemaduras derivadas del contacto con productos químicos como gases o ácidos.

Cómo curar una quemadura paso a paso

Si la quemadura que presenta tu mascota es de primer grado, puede ser tratada por su propio dueño, mientras que, si se extiende por una parte importante de su cuerpo o es una quemadura de tercer grado, es recomendable que la mascota reciba atención del veterinario.

Por lo tanto, si la quemadura ocupa una pequeña parte del cuerpo o representa una quemadura de primer grado debes hacer lo siguiente:

  1. En primer lugar, debes tranquilizar a tu mascota, ésta puede verse asustada y no querrá que la toques, así que acércate a ella con mucho cuidado.
  2. Si tu mascota no permite que la tomes para curarla, pide ayuda para inmovilizarlo, de esta forma evitas hacer más daño al tocar la herida de forma inadecuada.
  3. Con las manos limpias toma una gasa esterilizada, seca la quemadura y limpia muy bien para evitar posibles infecciones.
  4. Seguidamente, aplica una pomada hidratante preferiblemente que contenga antibiótico, de esta forma hidrata la zona afectada y evita cualquier infección.
  5. Otra alternativa, son las cremas naturales o sustancias naturales como la miel, qué ayuda a cicatrizar y es antiséptica. Por su parte, la sábila es otra excelente opción natural, ya que, ayuda a la regeneración del tejido quemado.
  6. En el caso que la quemadura sea de segundo grado, repite este proceso de limpieza y de hidratación en la piel al menos 2 veces en el día. Esto permitirá, una rápida recuperación de la piel de la mascota.

Ten en cuenta, que este proceso, tanto para quemaduras de primer grado como para quemaduras de segundo grado, debe efectuarse con mucho cuidado por qué estás heridas son muy dolorosas.

Si pasado 3 días notas que la herida empeora, aparece pus o no cicatriza, lo mejor es que busques ayuda del veterinario, así tu mascota recibirá la atención de un especialista.

Imagen cortesía de nueva mujer (nuevamujer.com), todos los derechos reservados.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here