Inicio Perros El milenario origen del Mastín Tibetano

El milenario origen del Mastín Tibetano

El mastín tibetano, un can de peluda apariencia con una gran melena como un león, es objeto de admiración desde hace miles de años.

El milenario origen del Mastín Tibetano

El origen del mastín tibetano

El Mastín Tibetano constituye una de las razas más antiguas en la historia. Una  raza mantiene intactas las características selváticas de sus ancestros, debido al aislamiento en la que vivieron por siglos.

El Mastin Tibetano apareció hace 8000 años a.C. en el Tibet, de allí deviene su nombre y acompaño a los Himalaya para cuidar los rebaños y a los monjes para vigilar los templos.

Historia 

Es un perro admirado por su fuerza física y mental.Por su gran ferocidad contra los invasores o extraños.

Un perro leal del que hombres notables como Marco Polo y Aristóteles hablan.

Aristóteles pensó que era una mezcla entre tigre y perro. Por sus características físicas..

Un perro que fue usado en la guerra acompañando a los ejércitos de Gengis Kan quien llevaba un perro por cada soldado, y sirvió de apoyo a su acompañante.

Solo se dio a conocer este ejemplar cuando la india fue ocupada por los británicos, recibiendo un ejemplar la reina Victoria en 1947.

Posteriormente fueron traídos algunos ejemplares a Europa para los circos por su parecido a los leones, convirtiéndose en grandes atracciones.

Aunque es un perro bastante comun en el tibet, ayudando a muchas familias al cuidado de los rebaños, tener un ejemplar de este tipo es muy costoso.

China ha hecho un esfuerzo por mantener esta raza lo más pura posible, creando criaderos certificados para la conservación de su raza.

Características del mastín tibetano

Entre sus características físicas mas importantes tenemos:

  • Su tamaño, El Mastín Tibetano constituye un perro de raza grande que puede llegar a pesar 100 kilos, y alcanzar una altura de hasta un metro.
  • Su pelaje, en colores que van del marrón, al marrón rojizo y el negro; con detalles entre las cejas pecho y patas en color blanco amarillo o negro.
  • Su cuerpo, es mas largo que alto.
  • Su ladrido, es fuerte y profundo parecido al rugido de un león, debido a la capacidad de su diafragma.
  • Es un can fuerte en lineas generales, pero en su vejez puede llegar a sufrir de las articulaciones y de los huesos debido a su peso.
  • Es un perro sano considerado una de las razas más puras del mundo.
  • Muda de pelaje dos veces al año y es recomendable cepillarle para mantener su pelo sano.
  • Posee carácter territorial, cariñoso con los niños y extremadamente protector, le va mejor vivir en el campo que en la ciudad ya que necesita espacio.

Al día de hoy sigue cuidando rebaños en el Tibet y construyendo su carácter forjado con el paso de los siglos.

Constituye una raza de perro poco común incluso en competencias internacionales.

 

Imagen cortesía de The Westminster Kennel Club (wikipedia.org), Creative Commons Atribución 2.0 Genérica