“El Perro Milagroso” que sobrevivió a la cámara de gas

daniel, perro milagrosoSon tantas las historias de animales que hay y que podemos contar… Desgraciadamente, muchas de ellas no son solo tristes, sino con finales dramáticos. Pero este no es el caso.

Nos encanta descubrir, conocer y difundir historias de animales que, aunque a veces son muy duras, como es el caso de la historia de Daniel, un perrito condenado a la muerte por el simple hecho de existir. Pero no a cualquier muerte, condenado a la horrible muerte que provoca una cámara de gas.
Sin embargo, Daniel no se rindió, sus ganas de vivir fueron mayores que el destino y venció en la lucha de su derecho a vivir y ser feliz.

Se llama Daniel, aunque muchos lo conocen como “El Perro Milagroso”, tras salvarse de ser tristemente sacrificado.

¿Te gusta nuestro blog?
¡Disfruta de todos nuestros artículos!
Recibe comodamente en tu bandeja de entrada las noticias de nuestro blog! Tu dirección de correo nunca será compartida

Daniel era un perrito vagabundo de Alabama. Pero, por si eso no fuera ya suficiente dolor para un pobre animal indefenso, un día alguien decidió meterlo en una perrera y condenarlo definitivamente a la muerte. Allí le esperaba la cámara de gas.

La historia de Daniel es la historia de un milagro. O algo parecido a lo que debe ser un milagro. Y es que, tras ser condenado y metido en la cámara de gas para acabar con su vida el día 3 de octubre de 2011, sorprendente e inexplicablemente, Daniel salió de la cámara de gas de la perrera de Florence, Alabama, vivito y coleando. Así, tal cuál lo lees, ¡meneando la cola!

¿Cómo es posible que haya sobrevivido a una muerte segura? Esa es una pregunta sin respuesta, es algo que nadie se explica, ni mucho menos han conseguido explicar.
De hecho, su nombre, “Daniel” es en honor al profeta bíblico que sobrevivió en la cueva de los leones. No merecía menos. Aún así, muchos lo conocen por un nombre más explícito “El Perro Milagroso”.

A través del grupo socorrista de animales Eleventh Hour Rescue, pudimos saber que Daniel no solo salió con vida de la horrible cámara de gas, sino que además fue adoptado por una familia residente en Nutley, Nueva Yersey.
Tan pronto como se pudo, la organización dispuso todo lo necesario para realizar el traslado de Daniel al hogar que había decidido acogerlo y darle todo el amor que merece, que merecía desde el primer día de su vida, pero que no tuvo y que le negaron.

¡Nadie comprende cómo pudo sobrevivir! Pero afortunadamente, esta historia tuvo un final feliz y Daniel fue acogido por una familia que le entregó todo el amor del mundo y le devolvió la confianza y la alegría.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.