La ansiedad en el perro

La ansiedad en el perro

La ansiedad en el perro debe ser atendida para que descartes problemas futuros. Así como una persona siente ansiedad ante determinadas cuestiones, un perro también la padece. Lo importante es que el veterinario evalúe si es un problema que merece medicación o si solo se excita ante un paseo o cuando por ejemplo lo dejas solo en casa.

No le prometas en vano

Aprende a no decirle que lo sacarás a pasear si no estás seguro/a de ello. No le prometas en vano y verás que la ansiedad ni siquiera aparecer en su organismo. Eso sí, cuando agarre su correa porque le nombraste la palabra paseo o alguna similar, hazte cargo y no juegues con sus sentimientos ya que le harás padecer un mal momento. El perro es un ser vivo como tú y merece ser respetado, así que dale todo tu amor y cuídalo como se merece sin sobreprotegerlo.

¿Te gusta nuestro blog?
¡Disfruta de todos nuestros artículos!
Recibe comodamente en tu bandeja de entrada las noticias de nuestro blog! Tu dirección de correo nunca será compartida

La sobreprotección enferma

Así como los padres que están constantemente encima de sus niños los asfixian y terminan padeciendo enfermedades o síntomas, con los perros pasa lo mismo. La sobreprotección enferma y en vez de hacerle un bien, conseguirás todo lo contrario. Demuéstrale tu cariño, complacelo en algunos de sus caprichos pero que no se te haga costumbre. Recuerda que el amor es libertad y él tiene que también tener su espacio, jugar con otros perros, con gatos si es que le agradan también y vivir lo más sano posible en todo sentido.

La ansiedad en el perro es provocada por humanos

Recuerda siempre que un perro no es humano. Con esto quiero decirte que no lo compares todo el tiempo contigo ni con otras personas ya que ante determinados estímulos no siempre reaccionará como tú o como alguien que conoces. No significa que no sea inteligente, sino que no piensa de la misma manera que una persona, pero sí actúa por repetición así que si le enseñas bien, el perro será muy educado y esto no solo te hará bien a ti sino a él mismo ya que contará con muchas herramientas para estar en sociedad, para no alterarse en vano y ser feliz siempre.

Un can es un integrante más de tu familia así que cuídalo, protégelo pero dale libertad para que sea perro y disfrute de su condición de animal sin tenerte encima constantemente. Él sabrá que estás para cuando quiera buscarte para jugar, para pedirte de comer o exigirte un paseo en el parque.

Fuente de la imagen: http://www.nocturnar.com/

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.