La sorprendente leyenda de los Bakeneko

bakeneko

En Japón, el gato no es un animal más, es un animal al que esta sociedad venera. Hay muchas historias que hablan de este país asiático y los gatos. Pero esta vez queremos hablaros de una historia muy concreta, de la extendida leyenda que los temibles gatos de Japón, los Bakeneko.

La literatura empieza a hablar por primera vez de los Bakeneko en el 1603… y fue entonces cuando se creó un decreto que exigía que todos los gatos debían ser liberados y nadie podía poseer un gato.
El motivo por el que se creó tal decreto es que una plaga de ratas estaba poniendo en peligro la producción de arroz y seda; el objetivo era que los gatos, al estar en la calle, pudieran controlar esta plaga.

¿Te gusta nuestro blog?
¡Disfruta de todos nuestros artículos!
Recibe comodamente en tu bandeja de entrada las noticias de nuestro blog! Tu dirección de correo nunca será compartida

Sin embargo, más allá de controlar la gran población de ratas, los gatos comenzaron a moverse en grupos similares a manadas, vagar por lugares poco comunes e incluso aterrorizar a la población. Así es como comenzaron a nacer historias y leyendas en torno a ellos. Historias y leyendas que cobraron fuerza gracias a la idea de que los gatos tienen un carácter frío e independiente y que además, tradicionalmente en Japón, es un animal al que se relaciona con la muerte.

Esta es la leyenda de los Bakeneko

Empecemos por el principio. No cualquier gato es un Bakeneko. Para que un gato coualquiera se convirtiera en un Bakeneko debe ocurrir alguna de estas dos cosas:

  1. Que el gato cumpla más de 100 años.
  2. Que llegue a pesar un Kan ( 3’75 kg.).
  3. Que se le haya visto bebiendo de una lámpara de aceite (cosa bastante común ya que las lámparas en muchos momentos de la historia de Japón se llenaban con aceite de pescado).
  4. Que se le hubiera permitido conservar su cola larga (a diferencia de los bobtail).

¿Y qué pasaba cuando un gato se convertía en un Bakeneko?

Los Bakenekos tenían dos facultades principales muy carcterísticas:

  1. Podían hablar.
  2. Su cola les otorgaba cierto poder. La cola podía dividirse; y cuantas más divisiones tenía, más poder tenía el gato.

Pero además estos gatos legendarios podían llegar a caminar sobre dos patas e incluso volar.
El calificativo de los temibles gatos de Japón viene dado porque poseían la habilidad de adoptar la forma de cualquier ser humano muerto… y cuanta la leyenda que muchas veces el propio Bakeneko devoraba a víctima y luego adoptaba su identidad.

Como podrás imaginar, hay un sinfín de leyendas que cuentan la historia de hombres y mujeres que se cruzaron con un Bakeneko. Historias casi terroríficas.

Historias de personas que observaban cómo de repente su madre, su mujer o su hijo cambiaban de carácter. Muchas de esas historias cuentan cómo por esos cambios de carácter los familiares de repente descubrieron que un gato había devorado a su familiar, encontrando sus restos; y que la persona con la que había tratado en los últimos tiempos era realmente el Bakeneko que había adoptado su forma.

Historias curiosas, impresionantes y sorprendentes…

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.