Una preciosa historia de amor entre animales, la historia de PUMPKIN THE RACCOON

Hoy os traemos la preciosa historia de PUMPKIN THE RACCOON, una mapache que cree que es un perro.

PUMPKIN THE RACCOON vive en Nassau, Bahamas, uno de los pocos lugares donde no está prohibido tener de mascota un mapache.

Cuando Pumpkin tenía un mes cayó de un árbol del jardín de la casa de Rosie Kemp y se rompió una pata. Bahamas Humane Society no podía adoptar un mapache huérfano, así que Rosie Kemp y su hermana Laura Young la rescataron y cuidaron de ella.

¿Te gusta nuestro blog?
¡Disfruta de todos nuestros artículos!
Recibe comodamente en tu bandeja de entrada las noticias de nuestro blog! Tu dirección de correo nunca será compartida

La cuidaron como si fuera de su propia familia. Le pusieron un nombre, Pumpkin, y la alimentaban y le daban calor cada pocas horas, tal y como su verdadera madre habría hecho por ella.

Que fue de PUMPKIN THE RACCOON  PUMPKIN THE RACCOON

Esperaban que la madre de Pumpkin regresara a buscarla, pero nunca lo hizo

Así que un mes más tarde, Pumpkin se fue a vivir al hogar de Laura Young y su marido William. La preocupación de Laura era como se iban a adaptar sus perros Toffee y Oreo a esta nueva inquilina. Pero, la preocupación que se disipó de inmediato, ya que conectó inmediatamente con la pareja de perros.

Pumpkin juega con ellos como si fuera una más, cree que Toffee y Oreo son sus padres. Les tiene muchísimo respeto y le encanta acurrucarse junto a ellos. Esto nos enseña que la amistad, el amor y el respeto pueden venir de las manos más insospechadas.

Un amor puro entre animales.

Laura Young ha publicado un libro. PUMPKIN the raccoon who thougt she was a dog, que documenta con bonitas fotos, esta historia. Además puedes seguir las aventuras de Pumpkin en su Instagram.

Esta historia nos demuestra la capacidad de adaptación de los animales. Ver un Mapache, un animal salvaje, muy curioso y activo, que convive perfectamente con humanos y animales, es una maravilla digna de ver.

El ayudar y acoger a un animal puede darte una sorpresa muy grata, de igual forma cuando encuentres a un animal herido llama a las autoridades competentes, no lo dejes a su suerte.

Todos somos responsables, de hacer más felices a todas las especies que vivimos en este planeta.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.