Entradas

peter y margaret lovatt

La triste historia de un delfín que murió de amor por una mujer

Los delfines son animales fascinantes. Tanto es así que se trata de un animal que a casi todo el mundo le encanta. Pero quizá, lo que muchos no saben es que se trata de animales capaces de enamorarse de un humano. Increíble, ¿verdad? Sin embargo, ¡es así! Hoy, te contamos la historia de un delfín que murió de amor por una mujer.

peter y margaret lovatt

Historia de un delfín que murió de amor por una mujer

Todo empezó con un experimento

Un experimento sobre las habilidades comunicativas de los delfines fue el desencadenante de esta triste historia.

El neurólogo John Lilly, pionero en la investigación de los delfines, puso en marcha un proyecto que tenía como objetivo demostrar las capacidades comunicativas de los delfines, intentando que comprendieran nuestro lenguaje.

Los delfines son animales capaces de realizar gran número de sonidos: silbidos, chasquidos y sonidos de frecuencia modulada que utilizan para comunicarse entre ellos. Y estos sonidos se producen de una forma muy similar a cómo nosotros empleamos nuestras cuerdas vocales.

Bien, pues corría el año 1964 cuando Lilly se planteó enseñar a éstos cetáceos a hablar como los seres humanos. La clave, la que el neurólogo planteaba, era utilizar para lograrlo los mismos mecanismos con los que los niños asimilan el lenguaje.

Suena interesante, ¿verdad? De hecho, era tan interesante que el proyecto fue financiado por la NASA, así que el en un laboratorio en las Islas Vírgenes que recibía el nombre de “Casa del Delfín“.

Casa del Delfín fue creada especialmente para llevar a cabo este experimento y se trataba de un laboratorio que se encontraba semi hundido, cubierto con agua de manera que el delfín escogido, llamado Peter, pudiera nadar. Pero también contaba con una parte seca, para que Margaret, la colaboradora de Lilly que llevó a cabo el experimento, pudiera descansar.

Así, ambos podían convivir de manera que el delfín mantenía un contacto permanente con el lenguaje, tal y como ocurre con los niños.

A medida que fue pasando el tiempo, Peter comenzó a aprender a hablar, llegando a pronunciar palabras como “hello”, “one” o “ball”.

Pero, impredeciblemente, el delfín se enamoró

En un principio el experimento se desarrolló con normalidad. Sin embargo, algo cambió de forma imprevista y Peter comenzó a comportarse de una manera inesperada, cortejando a Margaret.

Peter comenzó a mordisquear suave las piernas de Margarett. Pero todo comenzó a ir a más, Peter tenía un comportamiento cada vez más agresivo… A tal punto que Margaret tenía que defenderse.

El delfín quería estar con Margarett. La propia profesora llegó a explicar que a Peter le gustaba frotarse contra sus piernas o sus manos.
Y cuando los impulsos del animal impedían que el experimento siguiera su desarrollo, ella optó por dar placer al animal.

Margaret no lo veía como un acto sexual, solo una parte más de Peter. Algo así como una picazón que para que desapareciera y poder continuar con las lecciones había que rascar. Así lo llegó a explicar.

Sin embargo, el veterinario que cuidaba de Peter aseguró que “el delfín estaba locamente enamorado de ella“.

El experimento se convirtió en escándalo

Una revista de contenido para adultos sacó a la luz la historia relatándola desde una perspectiva sexual. Y es así como este experimento, al ver la luz pública, se convirtió en un escándalo.

La polémica hizo que se suspendiera la financiación del proyecto y Peter fue trasladado a otra sede situada en Miami.

Poco tiempo después, el delfín se suicidó. Sí, así como lo lees, Peter dejó de respirar voluntariamente, así es como se suicidó.

La respiración de los delfines es diferente a la de los humanos, no respiran de manera automática, sino que lo hacen de manera consciente. Cada respiración es un esfuerzo que el delfín realiza de forma consciente. Y los veterinarios aseguran que, si la vida se vuelve difícil, el delfín puede dejar de respirar.

Poco tiempo después, el delfín se suicidó, dejando de respirar voluntariamente. Los delfines no poseen una respiración automática como los humanos, sino que deben realizar un esfuerzo para mantener esta acción.

Así es como acabó esta historia de amor nada habitual. De manera trágica y triste.

 

daniel, perro milagroso

“El Perro Milagroso” que sobrevivió a la cámara de gas

daniel, perro milagrosoSon tantas las historias de animales que hay y que podemos contar… Desgraciadamente, muchas de ellas no son solo tristes, sino con finales dramáticos. Pero este no es el caso.

Nos encanta descubrir, conocer y difundir historias de animales que, aunque a veces son muy duras, como es el caso de la historia de Daniel, un perrito condenado a la muerte por el simple hecho de existir. Pero no a cualquier muerte, condenado a la horrible muerte que provoca una cámara de gas.
Sin embargo, Daniel no se rindió, sus ganas de vivir fueron mayores que el destino y venció en la lucha de su derecho a vivir y ser feliz.

Se llama Daniel, aunque muchos lo conocen como “El Perro Milagroso”, tras salvarse de ser tristemente sacrificado.

Daniel era un perrito vagabundo de Alabama. Pero, por si eso no fuera ya suficiente dolor para un pobre animal indefenso, un día alguien decidió meterlo en una perrera y condenarlo definitivamente a la muerte. Allí le esperaba la cámara de gas.

La historia de Daniel es la historia de un milagro. O algo parecido a lo que debe ser un milagro. Y es que, tras ser condenado y metido en la cámara de gas para acabar con su vida el día 3 de octubre de 2011, sorprendente e inexplicablemente, Daniel salió de la cámara de gas de la perrera de Florence, Alabama, vivito y coleando. Así, tal cuál lo lees, ¡meneando la cola!

¿Cómo es posible que haya sobrevivido a una muerte segura? Esa es una pregunta sin respuesta, es algo que nadie se explica, ni mucho menos han conseguido explicar.
De hecho, su nombre, “Daniel” es en honor al profeta bíblico que sobrevivió en la cueva de los leones. No merecía menos. Aún así, muchos lo conocen por un nombre más explícito “El Perro Milagroso”.

A través del grupo socorrista de animales Eleventh Hour Rescue, pudimos saber que Daniel no solo salió con vida de la horrible cámara de gas, sino que además fue adoptado por una familia residente en Nutley, Nueva Yersey.
Tan pronto como se pudo, la organización dispuso todo lo necesario para realizar el traslado de Daniel al hogar que había decidido acogerlo y darle todo el amor que merece, que merecía desde el primer día de su vida, pero que no tuvo y que le negaron.

¡Nadie comprende cómo pudo sobrevivir! Pero afortunadamente, esta historia tuvo un final feliz y Daniel fue acogido por una familia que le entregó todo el amor del mundo y le devolvió la confianza y la alegría.

chi chi labrador

Chi Chi, la perrita que pasó su vida colgada esperando a convertirse en comida, ¡pero fue rescatada!

chi chi labrador

En Corea del Sur los perros son comida. Incontables son los perros que cada día son sacrificados como negocio para la industria cárnica y llevados a los platos de los coreanos.

La historia de Chi Chi, una perrita destinada a morir sacrificada para convertirse en comida, nos ha encogido el corazón…

Chi Chi es una perra labrador que desde el día que nació fue colgada a la espera de convertirse en un producto vendible. Una empresa cárnica retuvo a Chi Chi desde que era apenas una cachorrita y la colgó por las cuatro patas boca abajo durante un largo período de tiempo a la espera de que se convirtiera en un alimento más jugoso y apetecible.

Pero a la empresa se le fue la mano, dejó demasiado tiempo a Chi Chi colagada… Y tanto tiempo colgada por sus patitas hizo que las cuerda se incrustaran en su piel y su carne hasta llegar al hueso y, sin cura ni higiene, sus patas se acabaron pudriendo.

Entonces, dejó de ser útil para la industria, su carne ya no era comestible, por lo que se había convertido en desperdicio. Y acabó donde acaban los desperdicios, la empresa tiró a Chi Chi a un contenedor de basura sin intención alguna de acabar con su sufrimiento y agonía. La tiraron viva y mal herida a la basura.

Una protectora de animales coreana, Nabiya Irion Hope, consciente de que en esa zona se realizaban sacrificios de animales, por lo que estaban alerta, fue quien encontró a Chi Chi torturada e indefensa en la basura. Entonces contactaron con ARME pidiendo ayuda para, al menos, intentar hacer algo por la vida de Chi Chi.

La valiente labradora, fue intervenida de urgencia, ya que poseía una grave infección es todas sus patas consecuencia de todo el tiempo que pasó colgada en aquel infierno. Las lesiones eran demasiado graves, hubo que amputarle las cuatro patas para poder salvarle la vida. La vida de Chi Chi no sería fácil, pero estaba en buenas manos, así que sería feliz.
La protectora diseñó para ella, tras la operación, unas prótesis que le permiten andar y hasta correr.

Por fin tiene la vida que merece, rodeada de personas que la han cuidado y le han regalado amor hasta hacerla confiar de nuevo en los humanos. Hoy, es una perrita con una historia estremecedora, pero con final feliz. Y es que Chi Chi ha sido adoptada por una familia estadounidense que la adora.

canelo-cadiz

Historias de animales increíbles: Canelo esperó durante 12 años a que su dueño saliera del hospital

canelo-cadiz

Si te conmovió la historia de Capitán, el perro que vive junto a la tumba de su dueño que os contamos hace algunas semanas, tienes que conocer a Canelo, el perro que esperó durante 12 largos años a que su dueño saliera del hospital.

Nos sigue pareciendo casi increíble que estas historias existan… Sabemos que los perros son animales fieles, agradecidos y leales, pero nos sigue sorprendiendo tanta bondad en estos peludos.

Canelo era feliz con su dueño. Y para su dueño, Canelo era su compañero, su amigo más fiel, su apoyo constante…
Lo hacían prácticamente todo juntos. Y es que pasaban prácticamente todo el día juntos. Una amistad así nada la puede romper.

Entre todo eso que hacían juntos, se encontraba también en tratamiento de diálisis que el dueño de Canelo necesitaba realizar una vez por semana debido a su enfermedad. No era un momento fácil; pero ahí estaba Canelo cada semana, acompañando a su dueño hasta la puerta del hospital, mirándole con todo el cariño del mundo al entrar y mostrándole su amor incondicional.

Sin embargo, su salud estaba resentida y una de las veces que entró al hospital para recibir el tratamiento, todo se complicó y ese día no pudo salir. Los médicos lucharon por su vida, pero las complicaciones médicas tuvieron como consecuencia el fallecimiento del dueño de Canelo.

El perro esperó un día a las puertas del hospital, y otro día, y otro más… Se convirtió en un perro callejero que vivía en las inmediaciones en las que se encontraba el hospital. Y mientras luchaba por sobrevivir, cada día regresaba a las puertas del hospital con la esperanza de ver salir por ellas a su dueño.

Se hizo mayor allí, esperando… y su final no fue, ni mucho menos, un final feliz. Un día de tantos que espera aún con la esperanza de regresar a casa con su dueño, Canelo murió atropellado cerca del hospital.

Se fue tras darnos una gran lección de amor sin condiciones y lealtad. Una lección que conmovió a Cadiz, lugar en el que ocurrió todo. Tanto es así que el pueblo gaditano decidió poner su nombre, “Canelo”, a una calle y una plaza en honor y reconocimiento a este perro por su inmenso cariño, su dedicación y su lealtad.

 

iris-thula-play

La maravillosa e increíble historia de Iris, una niña autista, y su gato

iris-thula-play

Que crecer con animales tiene múltiples beneficios para los niños, es un hecho comprobado científicamente. Los niños que tienen o han crecido con mascotas tienen un alto grado de responsabilidad y respeto; aprenden a compartir, a amar a un mismo ser y a trabajar en equipo; etc.

Sin embargo, a pesar de que este hecho no es nada nuevo, hay historias de animales y niños que te llegan muy dentro… Es el caso de Iris y su gato:

Iris es una niña británica de seis años a la que cuando tenía tan solo dos añitos de vida, los médicos le diagnosticaron autismo.
Iris es muy afortunada, pues cuenta con unos padres que no solo la adoran, sino que desde el primer momento en que conocieron su condición, han luchado incesantemente por lograr que su pequeña se conecte con el mundo.
Una de las cosas que más le gustan a Iris es pintar. Su mamá, Arabella, en su afán por normalizar la vida de su hija, se dio cuenta que el arte y concretamente la pintura, despertaban algo en su hija y ella mostraba un interés especial. Así, la madre fomentó la práctica de la pintura en su hija…

Sin embargo, nada ha supuesto un cambio tan grande en la vida de Iris como el que ha provocado su gato desde el momento que llegó a su vida. Thula es el nombre que Iris ha puesto a su gran amigo, de raza Maine Coon, que desde hace dos años se ha convertido en su mejor compañía y su compañero inseparable.

No es el primer animal con el que los padres de Iris trataron de que tuviera relación. Tras mucho informarse al respecto, sabían que los animales podían ayudar a la niña, además conocieron muchos casos de otros niños también autistas que tuvieron buenas experiencias y una gran conexión con animales. Por ello, probaron con algunos perros e incluso caballos antes de que Thula llegara a la familia. Aunque sin mucho resultado.

Thula llegó a la familia por casualidad a través del tío de la pequeña, el hermano de su mamá Arabella. Él se iba de vacaciones y necesitaba que alguien cuidara de su gato. En un principio, la mamá de la pequeña se mostró algo reacia a acoger a Thula, puesto que tenía una imagen de los gatos como seres distantes e independientes y no consideraba que fuera lo más adecuado para su hija.

iris-y-thula

Fue, sin duda, una gran sorpresas para toda la familia comprobar cómo fue cuestión de muy poco tiempo que se produjera un primer contacto muy positivo entre la niña y el gato. Desde entonces, son inseparables.

capitan

Capitán, el perro que vive junto a la tumba de su dueño

capitan

Tienen cuatro patas y mucho pelo, pero estamos convencidos de que aman y sienten igual que cualquier humano. O quizá no, quizá muchos más que muchos humanos. Y la historia de Capitán es una muestra de ello…

Capitán es un perro, sin raza, quizá un cruce entre pastor alemán y otro perro; quién sabe. Lo que es un hecho es que se trata de un perro tan grande como noble.

Los primeros datos de la historia de Capitán son los que nos puede contar su familia. Un día, los padres de un pequeño decidieron que un perro formara parte de su vida. Y así, llegó Capitán a la familia, siendo un regalo para el pequeño de la casa.
Se hicieron amigos, claro. Pero quien tiene animales sabe muy bien que nosotros no los elegimos a ellos, son ellos los que nos eligen a nosotros. Y Capitán, aunque disfrutaba jugando con el pequeño, decidió que su cuidador y amigo inseparable, sería el padre de ese niño, Miguel. Y así fue. Entre ellos se forjó un vínculo tan fuerte que es indestructible.

Años más tarde Miguel falleció. Desde ese preciso momento Capitán se siente muy solo. Tanto es así que ni siquiera su familia logró consolarlo… Y la forma en la que el triste perro ha logrado expresar su profunda tristeza es estar cerca de su amigo; cada día, Capitán visita la tumba de Miguel, allí se acuesta sobre ella para aliviar su dolor.

La esposa de Miguel cuenta que unos días después de la muerte de su esposo, Capitán desapareció de la casa. Durante un tiempo el perro estuvo durmiendo en la calle, pero un buen día, de repente, le perdieron el rastro…

Hasta que un día, la esposa y su hijo fueron a visitar la tumba de Miguel para ponerle flores. Allí, sorprendentemente, se encontraron a Capitán. La esposa de Miguel cuenta que en ese momento “el perro se nos acercó ladrando, llorando”. Quisieron llevarlo de nuevo a casa, pero Capitán quiso quedarse allí, no se movió de la tumba.

Una semana más tarde, la mujer y su hijo regresaron al cementerio… Y, sí, allí seguía el triste Capitán. Quizá comenzaba a asimilar ya la pérdida de Miguel, porque esta vez sí decidió regresar a casa con ellos. Sin embargo, asimilar no significa olvidar; Capitan sigue visitando cada día la tumba de Miguel.

 

rescate-koala

Bombero ayuda a un koala que sobrevive a un incendio

rescate-koala

Cuando un incendio se propaga y azota con sus llamas devastadoras un paisaje, no solo solo árboles y paisaje lo que se pierde, las consecuencias son devastadoras, convirtiéndose en un infierno para todos los animales que habitan en la zona.

Una imagen de un incendio es una imagen triste. Pero a veces deja también huellas de esperanza… Y es eso lo que os queremos contar hoy, una bonita historia de esperanza protagonizada por un tierno koala y un héroe vestido de bombero.

Australia estaba sufriendo una oleada de incendios que acabaron dejando desoladas muchas hectáreas del país. Demasiados paisajes totalmente quemados que necesitarán muchos años, décadas, quizá más tiempo, para recuperarse. Paisajes en los que habitan muchas especies que luchaban por escapar y sobrevivir a aquel infierno. Muchos, la mayoría, no corrieron buena suerte. Pero gracias a la grabación de los bomberos que trabajaban para extinguir las llamas, podemos conocer a Sam, un koala que logró sobrevivir al fuego y deambulaba por el bosque desorientado y deshidratado.

Los bomberos lo encontraron y las imágenes nos muestra la ternura que desprende cualquier animal y el agradecimiento cuando son tratados con respeto, compasión y cariño. Y así es como este bombero trató al koala al que luego llamarían Sam, con un profundo respeto.

El animal se encontraba asustado, desorientado y totalmente deshidratado… Resulta realmente increíble y muy tierno cómo el koala bebe agua de la botella que le ofrece el bombero.

En esta vez, el final ha sido feliz. Y la actuación del bombero admirable y todo un ejemplo.