Inicio Gatos 3 cosas que no sabías sobre la yerba gatera

3 cosas que no sabías sobre la yerba gatera

La planta llamada Nepeta cataria, mayormente conocida como yerba gatera o catnip, es uno de los elementos más desconcertantes y llamativos del mundo gatuno. Sus efectos sobre el comportamiento e incluso el estado anímico de los felinos, la han convertido en una gran aliada de los fabricantes de juguetes y de los propios dueños de estos peludos.

Las curiosidades alrededor de la yerba gatera no dejan de aumentar, y a medida que su uso se va expandiendo a más hogares y países, el conocerla un poco más a fondo se hace una necesidad; descubre las 3 cosas que no sabías sobre la yerba gatera.

1.      La yerba gatera no es dañina ni adictiva

La imagen de la Nepeta cataria ha sufrido de cierta controversia debido a los efectos que produce en los gatos y su relación familiar lejana con la marihuana. Pero contrario a la imagen negativa que a veces suele recibir, la yerba gatera no produce ni adicción ni efectos perjudiciales a la salud de los mininos. De hecho, en lo que respecta a uso humano, la Nepeta cataria posee una serie de usos beneficiosos para la salud.

Los efectos de la yerba gatera en los felinos solo dura entre 5 a 20 minutos, dependiendo de la cantidad con la que haya tenido contacto el gato y su sensibilidad. Una vez ha terminado este período, el gato se vuelve completamente inmune a sus efectos durante dos horas.

2.      No todos los gatos responden a la yerba gatera

Entre las mayores curiosidades de la yerba gatera, se encuentra el hecho de que no todos los felinos se ven afectados por los encantos de esta planta. Para empezar, el componente químico causante de los efectos de la Nepeta cataria en los gatos es la nepetalactona, la cual provoca casi literalmente una “explosión de felicidad” en los cerebros felinos.

Sin embargo, solo un estimado del 75% de los gatos responden a este químico, en los que se incluyen además grandes felinos como los tigres, leones, panteras y leopardos. El otro 25% restante no se ve afectado y no suelen mostrar mucho interés por la planta, independientemente de su raza o género. Los gatos pequeños (menores de seis meses) y los gatos mayores también muestran poca sensibilidad ante la yerba gatera.

Actualmente se desconoce el motivo real detrás de esto, pero muchos científicos indican que la sensibilidad hacia el químico y la planta como tal es heredado, y se rige principalmente por factores medioambientales. Como dato extra de las 3 cosas que no sabías sobre la yerba gatera, los gatos australianos, en una mayoría aplastante, no se ven atraídos por la Nepeta cataria.

3.      Usos medicinales en los humanos

La yerba gatera no solo es un elixir de felicidad para los mininos, sino que también posee usos beneficiosos para la salud humana. Entre estos usos se pueden encontrar su aplicación para el tratamiento de afecciones gastrointestinales (cólico, diarrea, indigestión), nerviosas (histeria, insomnio, neuralgia) y respiratorias (bronquitis, catarro, influenza). Además de otros problemas de salud como la anemia, los dolores de cabeza y el cáncer.

Imagen cortesía de (www.tierramascotas.com), todos los derechos reservados.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here