Inicio Otras Mascotas 3 formas de saber que tu hurón está saludable y feliz

3 formas de saber que tu hurón está saludable y feliz

Los hurones, con su gran inteligencia, energía y carisma, se han ganado un puesto entre las mascotas favoritas y más queridas por los humanos. Cada vez es más común encontrar a alguien con este animalito, así como el hecho de que ya no es un animal desconocido en muchos lugares del mundo.

Cuidar y compartir el día a día con un hurón es una experiencia sumamente interesante, aunque a veces un tanto desafiante al ser un animal exótico. Contrario a lo que pasa con los perros y gatos, de quienes se dispone de mucha información sobre su comportamiento, los hurones todavía son un mundo sin explorar ampliamente. Por esto, las 3 formas de saber que tu hurón está saludable y feliz es una herramienta imperdible para asegurarte de que tu pequeño peludo está en las mejores condiciones.

Su día a día

Un hurón que no se pierde ninguna de sus comidas, que toma sus largas siestas y hace sus necesidades con regularidad, es un animal sano y preparado para cientos de aventuras. Cuando un hurón está enfermo, muchas veces se evidencia porque ha dejado de comer o porque a pasado más de 12 horas sin haber ido al baño, indicio de podría tener algún bloqueo o problema gastrointestinal.

En el caso de sus siestas que rivalizan con las de los gatos, hay que tener cuidado. Si estas están acompañadas de una alimentación y defecación normal, y no hay indicios de algún problema de salud como lo son la caída del pelo o el letargo, no hay de que preocuparse; pues estos pequeños animalitos son capaces de dormir hasta 20 horas seguidas si se les va la mano. En caso contrario, si se presenta letargo, pérdida de apetito y de peso, entre otros síntomas, sí que podría existir un problema.

No hay comportamiento destructivo o defensivo

Para saber si un hurón está feliz con su estilo de vida, el observar su comportamiento puede ser de gran ayuda. Cuando un hurón está aburrido o frustrado, situación que puede darse si no juegan con él y se la pasa encerrado todo el día sin ninguna fuente de entretenimiento, muestra su descontento con una notable energía destructiva. Vuelca sus envases de comida y agua, pone de cabeza todo lo que esté a su alcance, chilla, y puede seguir así por horas hasta que le dan algo de atención.

Por otro lado, cuando presenta un comportamiento evasivo o defensivo, escondiéndose la mayor parte del día, encorvando su espalda, levantando su cola o bufando, significa que tiene miedo o que no está para nada feliz. Este tipo de comportamiento es común en sus primeros días en su nuevo hogar, pero si luego de esta etapa lo sigue presentando es que algo lo está asustando o incomodando.

Es por esto que la ausencia de cualquiera de estos comportamientos, acompañado en su lugar por una energía juguetona y curiosa, es una clara muestra de que el hurón se siente cómodo y está recibiendo la atención que merece.

Que no falten los juegos

Los hurones son animales muy activos y juguetones una vez han recargado su energía, corren, saltan, giran, escavan, mordisquean sus juguetes, y hacen todo tipo de cosas que les resulten entretenidas. El juego es una parte vital de su rutina y no les puede faltar, con este se expresan y descubren el mundo, y es su manera más notoria de decir que están felices y cómodos. Por lo que si un hurón no juega, significa que no se siente bien.

Imagen cortesía de (www.revistamimascota.cl), todos los derechos reservados.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here