Inicio Otras Mascotas 5 comportamientos de una tortuga y qué significan

5 comportamientos de una tortuga y qué significan

Las tortugas son uno de los reptiles más populares como mascotas, su peculiar apariencia acorazada y su carisma las ha dotado con una alta apreciación por parte de los humanos. Sin embargo, la convivencia con estos animales tiene sus desafíos, en especial cuando se trata de comprender su lenguaje único.

El reto más difícil para cualquier persona que tenga una tortuga es lograr interpretar lo que esta quiere decir con sus movimientos y sonidos, pues a diferencia de los perros e incluso los gatos, la convivencia humano-tortuga no ha sido tan estrecha como algunos desearían. Para entender mejor a tu reptil mascota y así asegurar su bienestar, es importante que conozcas estos 5 comportamientos de una tortuga y qué significan.

1 . Esconderse en su caparazón

Entre las acciones que más llaman la atención de las tortugas está su capacidad para poder esconderse dentro de su caparazón, aislándose del mundo exterior. Esta acción responde principalmente a medidas defensivas y de protección, ya que tal y como se ve, el caparazón es una coraza diseñada para proteger a la tortuga de depredadores y amenazas externas.

Si la tortuga se siente amenazada o se asusta, se guardará instintivamente en su fortaleza hasta que sienta que ha pasado el peligro. Además de esta razón, también lo hacen para no ser molestadas, sobre todo cuando desean dormir.

2. Orinar cuando la agarran

Algunos dueños de tortugas han expresado su preocupación respecto a esta reacción por parte de sus pequeñas compañeras, pues muchas veces al intentar agarrarlas o levantarlas estas se orinan instantáneamente. De acuerdo con los especialistas, la razón más común es el miedo, y es una respuesta defensiva por parte del reptil.

Es especialmente común en aquellos ejemplares que no están acostumbrados a que los manipulen y que aún no se han adaptado a su nuevo hogar. Es importante asegurarse de hidratar a la tortuga cuando esto pase, ya sea con un baño o con alimentos ricos en líquidos como el tómate.

3. Caminar contra las paredes del terrario

Caminar contra las paredes del territorio, en el caso de las terrestres, y nadar contra las paredes del acuario, en el caso de las acuáticas, es otro de los comportamientos de tortugas más llamativo para las personas. El ver a la tortuga ir obstinadamente contra los muros de su recinto es algo normal cuando se trata de tortugas recién llegadas, ya que estas están intentando explotar los límites de su nueva casa; este comportamiento suele desaparecer una vez el animal se ha acostumbrado al lugar.

Pero si al cabo de unos días este comportamiento no desaparece y la tortuga trata desesperadamente de escalar todos los días, significa que no se siente a gusto con el recinto. Esto puede ser por no tener un tamaño adecuado, por falta de ambientación, baja o muy alta humedad o calor, entre otros motivos que varían de acuerdo a las necesidades de la tortuga.

4. Excavar

Aunque puede resultar algo curioso, una de las actividades favoritas de muchas especies de tortugas es la excavación. Pueden realizarla tanto para buscar comida como para crear un refugio contra el mal clima, en especial llegado el invierno. No es raro ver a algunas tortugas excavando en su terrario o acuario incluso si no tienen tierra o arena debajo, lo que puede ser otro motivo por el cual estén rascando el suelo en un intento desesperado por hacer un hoyo.

En las hembras, llegadas las épocas de apareamiento, significa que están listas para reproducirse o que están buscando enterrar sus huevos. En las tortugas acuáticas, es un indicio de que la tortuga tiene hambre ya que está buscando alimento bajo la arena.

5. Silbidos o chirridos

Las tortugas emiten sonidos, aunque no muchas personas hayan conseguido escucharlas. Estos pueden responder a varios motivos, desde reproductivos hasta problemas graves de salud. Cuando una tortuga chirría o silba al respirar, acompañada con dificultad para respirar normalmente y secreción nasal, significa que tiene una infección respiratoria y debe ser tratada de inmediato.

En otros casos, los chillidos y los silbidos agudos están directamente ligados con la reproducción, aunque también pueden ocurrir en caso de que la tortuga esté en un alto nivel de exaltación por un susto.

 Imagen cortesía de (tortugas.mascotahogar.com), todos los derechos reservados.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here