Inicio Otras Mascotas 5 cosas que pueden enfermar a tu tortuga

5 cosas que pueden enfermar a tu tortuga

Las tortugas son unas excelentes compañeras para muchos humanos, sin embargo, son animales delicados que requieren de atención e interés por parte del dueño. Al ser animales relativamente sensibles a ciertas enfermedades, el cuidado de su alimentación y entorno toma una gran relevancia para mantener su bienestar. Es por esto que es importante conocer las 5 cosas que pueden enfermar a tu tortuga.

1. La falta de mantenimiento del agua

El agua es un elemento fundamental para las tortugas, y no solo para las tortugas acústicas. Pero son estas últimas las que más se ven afectadas por la falta de limpieza del agua, lo que puede llegar a producirles graves enfermedades o infecciones.

El agua que se encuentra en el recinto donde se mantiene a la tortuga requiere de una rutina de limpieza. Con cambios parciales del agua cada semana, y un cambio completo cada mes. Sin olvidar que cualquier desecho (alimento o heces) debe ser retirado del agua antes de que pueda convertirse en un problema.

2. No utilizar la luz apropiada

La iluminación es un aliado vital para todos los reptiles, y las tortugas no son una excepción. La iluminación de espectro completo es un elemento que no debe faltar en ningún estanque o recinto donde se mantenga a una tortuga.

Es necesario conseguir productos de alta calidad que emitan luz UVB y UVA, pues juegan un papel fundamental en la salud de la tortuga. Como es el caso de la luz UVB, que le permite al animal producir vitamina D.

Incluso si la tortuga tiene contacto con el sol diariamente, la iluminación artificial es requerida. Destacándose el hecho de que los rayos UV, tanto naturales como artificiales, no traspasan el vidrio, el cristal acrílico y el plástico.

3. No contar con una alimentación diversa y la sobrealimentación

Dependiendo de las características de la tortuga, esta puede requerir un tipo particular de alimentos para mantener su salud en buenas condiciones. Razón por la que una alimentación equilibrada y diversa es tan necesaria para evitar enfermedades o la debilitación progresiva del animal.

Otro de los elementos relacionados a la alimentación y que puede resultar fatal para la tortuga, es la sobrealimentación. Por instinto, las tortugas consumirán toda la comida que esté a su alcance si no se les pone un límite, por lo que fácilmente pueden llegar a sufrir de sobrepeso.

4. Falta de calefacción y unos minutos al sol

Los cambios bruscos en la temperatura del agua y del entorno en general pueden tener un efecto perjudicial en el bienestar de la tortuga. Por lo que resulta imprescindible que su recinto mantenga el gradiente de temperatura óptimo de su lugar de origen; lo que se logra utilizando artefactos de calefacción diseñados especialmente para este fin.

A parte de esto, es importante que la tortuga cuente con elemento (una piedra, plataforma) que le permita estar fuera del agua. El motivo principal es permitirle a la tortuga tomar sol, así como descansar del agua. Esto resulta de especial importancia para la salud del animal, sobre todo en lo que respecta al cambio de caparazón, el control de ciertas bacterias y la absorción de vitaminas.

Imagen cortesía de (www.bekiamascotas.com), todos los derechos reservados.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here