Inicio Perros 6 tips para enseñar a tu perro a responder a su nombre

6 tips para enseñar a tu perro a responder a su nombre

Enseñar a un perro a responder a su nombre es una de las bases fundamentales del adiestramiento canino, y no solo eso, es también un medio por el cual se asegura la convivencia, el fortalecimiento de los vínculos humano-perro y la seguridad del propio can.

 

Esta “orden” es algo obligatorio que todo dueño debe enseñarle a su compañero peludo una vez ha empezado a incorporarse en su nuevo hogar, independientemente de si se trata de un cachorro o de un perro adulto.

El aprendizaje de este principio básico del adiestramiento canino requiere de paciencia, constancia y entendimiento, cada perro aprende a su ritmo, y la persona debe amoldarse a él para lograr pasar con éxito esta etapa del aprendizaje. Pero para lograr una enseñanza más efectiva, es de gran ayuda conocer los 6 tips para enseñar a tu perro a responder a su nombre.

Datos esenciales para el aprendizaje de su nombre

Antes de iniciar el adiestramiento, es importante destacar los siguientes puntos:

1.La elección del nombre del can

El nombre que se le dé al animal juega un enorme papel a la hora de enseñarle a responder a su nombre. La acción que realizan los perros al oír un comando viene de la asociación y el sonido más que de un análisis de su significado, por lo que el sonido y el largo del nombre afectarán en la rapidez en la que el can pueda memorizarlo. Los nombres cortos, con una o dos vocales, son los más recomendados para los perros por esta misma razón, sin mencionar que la pronunciación debe ser entendible para evitarle confusiones.

2. El entorno siempre afecta

Para enseñar a tu perro a responder a su nombre es vital iniciar en un lugar tranquilo, sin distracciones y que sea familiar para él, por lo que el hogar resulta el lugar idóneo para las primeras prácticas. Con el tiempo y a medida que el can va asimilando cada vez más el comando de su nombre, el entorno debe ir variando, agregándose dificultades para maximizar el aprendizaje.

3.Cuidado con la comida

El entrenamiento nunca debe hacerse justo después de comer o antes de la hora de la comida, ya que el perro no podrá concentrarse y la tarea de aprender su nombre será más complicada.

Datos referentes al entrenamiento

Para lograr que el aprendizaje sea efectivo, es necesario considerar los siguientes puntos:

1.Qué el refuerzo positivo nunca falte:

Para que el can pueda aprender su nombre, la presencia del refuerzo positivo es obligatoria, esto incluye tanto a las caricias y mimos como a las golosinas. Si el perro no tiene algo que lo ayude a asociar como positivo el entrenamiento y su nombre, los intentos para enseñarle serán infructuosos. En cambio, con el incentivo apropiado, centrar la atención y el interés del can serán mucho más sencillos y con beneficios a largo plazo.

2.Prácticas

las sesiones de entrenamiento deben durar máximo diez minutos y pueden repetirse unas cuatro veces por día. Es importante no agobiar al perro, pues esto dificultará su aprendizaje e incluso podría llegar a ocasionar rechazo por su parte. Eso sí, las prácticas deben ser constantes, todos los días, sin la rutina enseñar a tu perro a responder a su nombre no funcionará.

3. Paso a paso

el aprendizaje debe ir paso a paso, cada parte del entrenamiento necesita tiempo para ser asimilada y avanzar con seguridad al siguiente punto. Primero conseguir su atención, luego intentar que responda a su nombre, si no hay respuesta se intenta otra vez, si la hay, se ofrece un premio (caricia o golosina); y así sucesivamente hasta que el perro internalice y aprenda su nombre.

Imagen cortesía de (misanimales.com), todos los derechos reservados

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here