Inicio Otras Mascotas 7 tips para mantener a tu liebre caliente en invierno

7 tips para mantener a tu liebre caliente en invierno

El cuidado de las mascotas es una prioridad para cualquier persona, en especial llegados los meses fríos. El invierno es una de las mayores complicaciones para mantener a un animal sano, pues sus bajas temperaturas no son fáciles de combatir para todos. Pero al contrario que la mayoría de perros, gatos o aves, los conejos y las liebres poseen una resistencia superior ante las inclemencias del invierno.

Sin embargo, esto no significa que los dueños no deban brindarles protección cuando el frío, las lluvias y la nieve se desatan, sobre todo al tratarse de ejemplares domésticos no acostumbrados a los cambios externos del clima. Por esto y más es necesario conocer los principales 7 tips para mantener a tu liebre caliente en invierno.

 

Cuidados del entorno

Para toda mascota es esencial tener un lugar propio para descansar y poder alejarse un poco del estrés del día a día. Esto cobra mayor importancia en la temporada fría, ya que de esto dependerá que el animal no se vea expuesto a la humedad y el frío, que pueden resultar sumamente perjudiciales para su salud.

Entre los elementos a considerar para mantener a tu liebre protegida del invierno se encuentran:

  • Obtener una conejera apropiada y que cumpla con las medidas mínimas para que un conejo o liebre pueda sentirse cómodo. Tanto las partes del techo como los laterales deben ser revisados constantemente para asegurarse de que no estén permitiendo filtraciones o presenten moho. Es altamente recomendado colocar un protector impermeable a la conejera.
  • Las conejeras siempre deben estar colocadas a una altura medianamente alejada del suelo, esto para evitar depredadores y que pueda además ser afectada por charcos o formaciones de hielo. Sumado a esto, la conejera debe estar posicionada en un lugar donde el inclemente clima no golpe directamente al animal y a las propias instalaciones. Debiendo estar de ser posible en una parte interna del hogar como un garaje (el cual no debe estar en uso).
  • El uso de periódicos y heno como herramienta aislante en el suelo es de gran utilidad, pero es necesario recordar que estos deben ser cambiados por lo menos cada dos días; pues de lo contrario podrían convertirse en una fuente más de humedad y enfermedades.
  • Algo que es necesario considerar respecto al entorno es la adaptación que tiene el conejo o la liebre con este, ya que los cambios bruscos de lugar podrían afectar negativamente a su salud. Los conejos o liebres que han sido criados toda su vida en el interior del hogar requieren de mayores cuidados que aquellos acostumbrados al clima exterior, además de que por su bienestar, no es para nada recomendable exponerlos directamente a los fríos del invierno.

Cuidados generales a considerar

Algunos tips generales para mantener a tu liebre caliente en invierno:

  • Incrementar la cantidad de alimento que se le da diariamente. Los conejos y liebres son mamíferos que no hibernan, por lo que necesitan consumir una cantidad mayor de alimento durante los días de invierno para mantener su metabolismo trabajando y generar calor.
  • Es importante que el animal esté bien hidratado, por lo que hay que cerciorarse de que siempre disponga de agua fresca y que esta no esté congelada.
  • No hay que olvidar que para una liebre o conejo, el ejercicio es fundamental, en especial en los meses fríos. Contar con un área de ejercicios y juegos, así como realizar diversas actividades junto a su dueño, es un elemento vital para la salud del animal.

Imagen cortesía de (www.mundoanimalia.com), todos los derechos reservados.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here