Inicio Perros Aseo del perro: todo lo que necesitas hacer

Aseo del perro: todo lo que necesitas hacer

Entre las prioridades principales que tiene cualquier dueño de perros está la higiene, elemento imprescindible para que los canes puedan gozar de una vida feliz y saludable. El aseo de un perro constituye más que solo bañarlo, y es de suma importancia para evitar enfermedades y dolencias que puedan afectar su calidad de vida.

Conocer y aplicar apropiadamente las diferentes partes del aseo de un perro es una tarea primordial tanto para los dueños nuevos como para los más experimentados. Desde el baño, la rutina de cepillado, cortado de uñas, limpieza de oídos y ojos, hasta la higiene bucodental, descubre más respecto a este tema en aseo del perro: todo lo que necesitas hacer.

Características del can

Para seleccionar los métodos, las herramientas y las rutinas de aseo más adecuadas es necesario primero conocer al perro. Todo lo que sea referente a condición de salud, raza, tipo de pelaje, actividades diarias y alimentación juega un papel fundamental, pues aunque todos los perros necesitan de los mismos cuidados, no a todos se les pueden aplicar de la misma manera.

El ejemplo más conocido tiene que ver con su pelaje, un perro de pelo corto no necesita de un cepillado diario como los de raza de pelo largo, pero si debe ser acicalado una vez por semana o cada dos. Estas pequeñas diferencias tienen especial importancia a la hora de seleccionar los productos de higiene y cada cuanto tiempo requieren de un baño o limpieza de oídos.

Baño y cepillado

Estos son los dos integrantes del aseo canino más conocidos y que por lo general casi ningún dueño se suele saltar. Es importante su presencia en la vida del perro, pero hay ciertos puntos que se deben resaltar para evitar afectar la salud del can.

Contrario a los humanos, a los perros no se les debe bañar a diario ya que puede ocasionar irritaciones, cambios en el pH de su piel, entre otros problemas relacionados a su pelaje y piel. El tiempo apropiado para bañar a un perro varía según sus actividades diarias y tipo de pelaje, un perro muy activo y con pelaje mediano tirando a largo necesitará de baños más frecuentes, mientras que uno con pelo corto y que casi no sale de casa estará bien con dos baños al mes.

En el caso del cepillado, su función es de gran ayuda para eliminar la piel muerta y el pelo suelto, de suma necesidad para perros de pelo medio-largo.

Cortado de uñas

El solo pensar en este punto causa cierta incomodidad, pero aunque resulte difícil de creer, sí, los perros necesitan de cuando en cuando un cortado de uñas. Por lo general, cachorros y perros muy activos no necesitan de esto ya que gastan las uñas de forma natural, pero otros requieren de un recorte mensual para evitar problemas al caminar o que incluso se les incrusten en las almohadillas.

Los perros viejos suelen ser los más afectados en este caso, pero a todos les puede pasar. Para cortar las uñas de un perro es necesario utilizar un cortaúñas canino, nunca hay que usar uno humano u otro tipo de herramienta. Lo más recomendado es acudir con un veterinario o con un peluquero canino con experiencia, o si prefiere hacerlo por su propia cuenta, informarse con antelación por el bienestar de su peludo.

Limpieza de ojos y oídos

El cuidado de los ojos solo suele requerir el mantener esa zona limpia y libre de lagañas, objetivo que puede conseguirse usando un algodón y pasándolo con lentitud por la zona. En cambio, el aseo de los oídos es mucho más delicado y exige que la persona consiga las herramientas apropiadas antes de lanzarse a hacerlo.

Como dato importante a conocer, está el hecho de que los perros con orejas caídas o con pelo cubriendo la entrada al oído, necesitan un aseo más continúo y son propensos a presentar problemas tanto leves como graves en sus orejas.

Imagen cortesía de (misanimales.com), todos los derechos reservados

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here