Inicio Gatos Asma en los gatos: lo que necesitas saber

Asma en los gatos: lo que necesitas saber

El asma felino, también conocido como bronquitis alérgica, es una enfermedad respiratoria más común de lo que se cree en la vida de los gatos. Esta patología puede aparecer por diversos factores y afectar en gran medida el estilo de vida del animal, y en los casos más agudos provocar incluso la muerte.

Asma en los gatos: lo que necesitas saber, existen varios detalles e información relevante que la persona debe conocer sobre esta enfermedad, tanto el motivo de su origen, como los síntomas y tratamientos actuales, para así estar preparada en caso de tener que enfrentarse a ella en un futuro.

¿Por qué ocurre el asma en gatos?

El asma en gatos se origina a partir de una reacción extrema del sistema inmunológico del animal ante la presencia de un alérgeno, lo que ocasiona que el cuerpo libere estimulantes que provocan la inflamación del tejido que rodea a los bronquios; parte fundamental del sistema respiratorio para la entrada y salida de aire. Por esto también se le denomina al asma como bronquitis alérgica.

El estrechamiento de las vías respiratorias en el gato viene acompañado además de irritaciones y la contracción de los músculos circundantes a los bronquios. Provocando la dificultad para respirar (disnea felina), en especial en lo que respecta a exhalar el aire contenido en los pulmones.

¿Cuáles son los causantes más comunes del asma en gatos?

Como se mencionó anteriormente, para que el asma en gatos se desarrolle es necesaria la presencia de un alérgeno cerca del minino y que este posea cierta sensibilidad ante este. Los elementos contaminantes más comunes son el humo de tabaco, de chimeneas, de carros, etcétera; productos químicos de limpieza como el cloro, aerosoles y ambientadores.

Así como el moho, los ácaros de polvo, el polen, ciertas plantas y alimentos a los que el felino puede ser alérgico, sumado al olor y polvo emitidos por algunos sustratos de arena para gatos.

¿Cuáles son los síntomas de asma en gatos?

El asma se caracteriza por lo general a través de una tos persistente que puede ser confundida con arcadas, respiración dificultosa, siendo esta demasiado rápida o ruidosa en comparación con la respiración normal del animal; silbidos al exhalar el aire.

Cualquiera de estos síntomas que se evidencien en el felino son señal de alerta, y es esencial que la persona lo lleve con un veterinario lo más rápido posible. Si el asma felino no es tratado con rapidez los síntomas y la enfermedad se agravan, llegando a presentar complicaciones terribles como la muerte en el peor de los casos.

¿Cómo se trata a un gato con asma?

El tratamiento de un gato con asma depende de ciertas características como lo son el nivel de gravedad de la enfermedad, causante y la edad del animal. El tratamiento básico consiste en el uso de fármacos, de forma única o combinada, para bajar la inflamación de los bronquios y mejorar la respiración del felino, los más comunes son los corticoides y los broncodilatadores.

El tratamiento suele ser llevado a cabo en el hogar del minino, exceptuando los casos que requieran de vigilancia médica. Como otra parte de los cuidados para el asma, está la eliminación del agente alérgico (alérgeno) del área de ser posible, y la limpieza de los diferentes elementos del hogar que acumulen polvo y puedan afectar el estado actual del gato.

Imagen cortesía de (www.innovaveterinaria.com), todos los derechos reservados.

 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here