Inicio Sin categoría Cómo conectar con una cacatúa

Cómo conectar con una cacatúa

La base para una relación es la confianza, independientemente de si se habla de otras personas o animales. La relación de humano-mascota no es algo que deba tomarse a la ligera, y la construcción de esta es imprescindible si se quiere compartir la vida con un animal.

Dependiendo del animal y su personalidad, el crear un vínculo puede tomar varios días e incluso meses o años, pero los resultados de lograrlo son inimaginables. Entre los animales exóticos, las aves pueden resultar un reto difícil de afrontar; por esto en cómo conectar con una cacatúa, se te facilitará la información fundamental a tener en cuenta para crear un vínculo fuerte y duradero entre tu cacatúa y tú.

Los primeros pasos

Los primeros días en el hogar y de interacción de la cacatúa con sus compañeros humanos son vitales, es aquí donde el ave iniciará su proceso de adaptación a su nueva vida y empezará a crear las conexiones con todo lo que la rodea. En este período es crucial hacer sentir a la cacatúa cómoda y segura, así como no exponerla a demasiadas situaciones nuevas que puedan llegar a sobresaturarla.

Para conectar con una cacatúa es necesario conseguir que esta no te considere una amenaza, así como que te relacione con algo positivo para ella. Los movimientos y sonidos bruscos deben evitarse, junto con las acciones de intentar tocarla o asustarla. Todo lo que se haga a su alrededor debe hacerse de forma pausada, dándole la oportunidad de ver qué se está haciendo.

El lenguaje corporal humano juega un gran papel en cómo te ve la cacatúa, por lo que las reacciones nerviosas o que parezcan agresivas pueden poner en guardia al animal, en especial en los casos en los que se tiene la mano cerca de él. Hay que actuar de forma amigable y con confianza, sin abusar de su espacio y límites.

Las interacciones del día a día

La rutina y la convivencia diaria son dos de los pilares principales al momento de crear un vínculo con una cacatúa. Todas las personas del hogar deben interactuar con ella en mayor o menor medida, colocarle su comida y agua, pasar un rato cerca de ella y hablarle; estas pequeñas acciones son vitales para que el ave pueda acostumbrarse y sentirse cómoda con la presencia humana.

A medida que la cacatúa vaya mostrando más confianza, se pueden ir introduciendo nuevas interacciones para ir agrandando el vínculo. Los juegos o actividades como enseñarle a que se pare en tu mano son algunas de las opciones para empezar, otras personas prefieren cantar o silbar junto con ella, pero lo importante es encontrar actividades que sean cómodas para ambos.

Con el tiempo, la rutina y las interacciones positivas, la amistad florecerá de forma natural entre tu cacatúa y tú.

 

Imagen cortesía de (www.msn.com), todos los derechos reservados.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here