Inicio Perros Cómo cuidar los ojos y oídos de tu perro

Cómo cuidar los ojos y oídos de tu perro

¿Tu perro se rasca a menudo las orejas? ¿Mantiene los ojos cerrados o parcialmente abiertos?, presta atención, puede tratarse de una infección. 

Brindar la adecuada atención a nuestras mascotas, va más allá de solo cuidar su apariencia. Es necesario dar importancia a la higiene general, tanto directa como de su entorno y no dejar pasar por alto las señales que pueden alertarnos sobre algunas afecciones  que puedan estar presentando tu mascota, estas pueden requerir atención inmediata para evitar males mayores, como es el caso de las enfermedades relacionadas a los ojos y oídos de tu perro.

Estas afecciones son muy comunes y de fácil contagio, por lo que se debe mantener una constante vigilancia.

Es importante tener conocimiento de los diferentes síntomas que pueden producirse a causa de las enfermedades en ojos y oídos de tu perro, esto te permitirá aplicar las acciones necesarias para evitar el agravamiento de las mismas. No olvides que siempre es recomendable la opinión de un experto antes de aplicar cualquier tipo de tratamiento. La evaluación y diagnóstico son imprescindibles.

Ahora bien, ¿A qué debes prestar atención? ¿Qué debes hacer para cuidar los ojos y oídos de tu perro?

¿Cómo cuidar los oídos de tu perro?

Lo primero que debes implementar en la rutina de cuidados que les brindas es la inspección de sus orejas. Esto puedes hacerlo semanalmente, te permitirá observar cualquier cambio, la aparición de los síntomas de una infección de forma temprana, o percibir la aparición de cualquier cuerpo extraño(parásitos, garrapatas o pulgas).

Otros síntomas a los que debes estar atento:

  • Sacude la cabeza constantemente.
  • Se rasca mucho las orejas.
  • Se frota las orejas contra cualquier superficie de forma constante.
  • Enrojecimiento.
  • Olor desagradable en la zona.
  • Acumulación de cera o descarga de la misma.

Algunos consejos:

Si no observas ninguna irregularidad en la revisión de las orejas de tu perro o la presencia de algún síntoma de enfermedad, puedes continuar con la rutina de limpieza habitual cada vez que les toque el baño, lo que ayudará a evitar que sufra de enfermedades.

Puedes realizar la limpieza empleando gotas de limpiador de oídos, su uso es muy rápido, simple y efectivo. Aplica las gotas directamente en el conducto auditivo y masajea de abajo hacia arriba, con cuidado.

Para limpiar la parte externa de las orejas de tu perro puedes emplear algodón o gasa, esto te permitirá retirar el exceso de suciedad.  Recuerda que estás trabajando en una zona delicada.

Por último, intenta evitar que caiga agua o jabón dentro de sus orejas y el uso de bastoncillos para la limpieza.

¿Cómo cuidar los ojos de tu perro?

Si los ojos de tu perro están sanos por lo general se mostrarán claros y brillantes, si observas que algo no anda bien, presa atención a los detalles, los síntomas que pueden presentar son similares a los que padecemos todos en caso de enfermedad.

 Síntomas a los que debes estar atento:

  • Mantiene los ojos entrecerrados o cerrados.
  • Secreción ocular o aparición de lagañas de forma constante (prestar atención al color de la secreción, si es amarilla o verde, estamos ante una infección).
  • Ojos irritados.
  • Se rasca constantemente esta zona.

Algunos consejos:

Incluir en la rutina diaria la limpieza de lagañas o secreción, sobre todo en las mañanas, esto te ayudará a evitar infecciones. Puedes hacerlo utilizando una gasa o algodón, si son duras puedes humedecerla para facilitar el trabajo.

También existen gotas especiales para el cuidado y limpieza de los ojos de tu perro, lo que puede ayudar a prevenir enfermedades.

Siempre protege esta zona durante el baño, evitando que cualquier producto o suciedad entre en sus ojos.

Procura siempre mantener el área de los ojos despejada. Recortar regularmente el pelo tanto de la parte superior como la que se encuentra entre sus ojos es una práctica recomendable.

No olvides visitar regularmente al especialista y consultarle sobre cualquier síntoma que observes, el tratamiento oportuno y adecuado es necesario, su bienestar es tu responsabilidad.

Imagen cortesía de (https://www.stangest.com/) . Todos los derechos reservados

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here