Inicio Otras Mascotas Cómo enseñar a una cacatúa a posarse en tu mano

Cómo enseñar a una cacatúa a posarse en tu mano

Lograr que una cacatúa se posee sobre la mano de su dueño es una de las primeras enseñanzas básicas y más importantes en su vida como animal de compañía. Este comando cumple con diferentes funciones, que van desde movilizar al ave de un sitio a otro hasta lograr un vínculo mayor entre ella y su humano.

Este entrenamiento necesita de algunos elementos esenciales, los cuales son la perseverancia, la rutina, el refuerzo positivo, premios y la confianza del ave en la persona. Dependiendo de la personalidad de la cacatúa, esto puedo tomar más o menos tiempo, pero los pasos de cómo enseñar a una cacatúa a posarse en tu mano siempre son los mismos.

 

Principios básicos

Para enseñar de forma correcta a la cacatúa, es fundamental conocer y tener en cuenta cierta información para llevar a cabo el proceso de manera efectiva. Para empezar, este entrenamiento debería iniciarse después de que el ave se haya adaptado a su nuevo hogar y a las personas que lo habitan, ya que de lo contrario, las probabilidades de que esta se estrese y ataque a quien tenga cerca son muy altas.

La confianza de la cacatúa hacia la persona que está intentando entrenarla es esencial para tener éxito, pues mientras más confianza, mayor receptividad tendrá el ave a lo que se le quiere enseñar. Por este motivo además, es importante establecer una rutina y tiempos que se utilicen específicamente para enseñarle a la cacatúa a subirse a la mano de su dueño.

Los períodos de entrenamiento deben ser cortos, de 10 a 15 minutos, pudiéndose repetir dos o tres veces al día. El entorno donde vaya a estar el ave juega también un papel crucial, ya que si hay demasiadas distracciones o cosas que ella puede considerar una amenaza, la atención de la cacatúa decaerá. Aparte de esto, un ambiente cómodo para el animal es lo más indicado para que este pueda sentirse relajado y seguro.

Paso a paso para enseñar a una cacatúa a subirse a tu mano

Una vez que tenga el entorno listo, varios de los bocadillos favoritos de la cacatúa preparados y la motivación, será hora de iniciar con el entrenamiento siguiendo estos pasos:

  1. Acostumbrar a la cacatúa a tu mano: hay diferentes formas de lograr este fin, las más recomendadas son darle de vez en cuando comida en la boca al ave, posar la mano cerca de ella por breves períodos y mostrar en sus interacciones diarias que no son una amenaza. Es importante lograr este paso antes de seguir con los demás.
  2. Acercar la mano a la cacatúa y que esta interaccione con ella: una vez que el ave se acostumbre a la presencia de la mano, será hora de que esta empiece a tener un contacto más directo con ella. La forma en la que se coloque la mano y la postura de la persona tendrán un rol determinante en esta parte; la persona debe estar de frente a la cacatúa, pero no pegada a ella, y de ser posible un poco agachada para no intimidarla por la diferencia de tamaños; la mano debe colocarse a solo unos centímetros de distancia del ave y un poco por encima del nivel del perchero donde esté la cacatúa. La mano puede ponerse en forma vertical u horizontal, como le resulte más cómodo.

Palabra clave y premio: lo más recomendado a la hora de entrenar es asignarle una palabra clave a la acción que se quiere lograr, en este caso “arriba” y “sube” son las más utilizadas. Cuando el ave empieza a acercarse a la mano, se deberá pronunciar una de estas palabras para crear una asociación. Una vez que la cacatúa ponga una de sus patas sobre la mano se le dará un premio, y así sucesivamente hasta que suba por completo a la mano; esto se deberá repetir hasta que el ave suba a la mano sin necesidad de un incentivo.

Imagen cortesía de (www.curiosfera.com), todos los derechos reservados.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here