Inicio Gatos ¿Qué hacer cuando el gato comienza a orinar fuera de su caja?

¿Qué hacer cuando el gato comienza a orinar fuera de su caja?

Muchas veces los gatos tienen actitudes que pueden resultar repulsiva para el dueño, entre ellos tenemos el hecho que defeque u orinen fuera de su caja. Este hábito de hacer las necesidades fuera de la caja es una de las principales razones por la cuales la mascotas son expulsado de la casa.

La única forma de encontrarle una solución a este problema es analizar y buscar la causa que lo originó en primer lugar. Al contrario de lo que muchos creen, los gatos no orinan o defecan fuera de su caja en forma de venganza hacia los miembros de la familia.

Este comportamiento  tiene un motivo detrás de la acción y puede estar relacionado con problemas de salud, estrés o ansiedad, marcaje del territorio o aversión a la caja de arena. Por ellos es necesario:

Dar con la causa que provoca que orine fuera de su caja

La causa más común por la que algunos gatos comienzan a orinar fuera de su caja, se debe a que se sienten incómodos con las condiciones de la misma, bien sea por higiene, el tipo de arena que se utiliza o su posición. Esto lo podemos notar  inmediatamente después de un cambio en algunos de estos factores, o incluso la aversión hacia la caja ya existiera desde hace mucho y es hasta ahora que el gato lo manifiesta.

Por lo general lo recomendable es llevar primero al gato con un veterinario para que le realice un chequeo, sobre todo cuando se trata de un cambio abrupto en su comportamiento o está acompañado de otros síntomas como estrés, dolor al hacer sus necesidades, entre otros.

Implementar una estrategia acorde con la causa que provoca este comportamiento

Una vez se ha estudiado el comportamiento del gato, se le ha llevado al médico o se han tomado en consideración los factores relacionados con la caja de arena, al dueño se le hará más fácil implementar una estrategia para solventar dicho problema.

En los casos médicos: se tendrán que seguir las recomendaciones del veterinario para mejorar el estado de salud del felino, esta causa por lo general es la que más requiere tiempo y dedicación por parte de la persona, pero los beneficios se harán notar a corto y largo plazo.

Cuando se trata de problemas de marcaje o estrés por otros animales: lo mejor siempre suele ser cambiar la ubicación del arenero a un lugar seguro y donde el gato sienta que tiene el control, evitando sitios concurridos o demasiado oscuros. La esterilización, actividades para liberar el estrés, entre otros, son algunas de las soluciones más efectivas para estos casos.

Si el problema se debe a que el gato no le gusta o no se siente cómodo con el arenero, el intentar probar con nuevos tipos de arena, ubicación o el tipo de caja que se utiliza, podrían ser la solución que tanto se estaba buscando.

Se debe resaltar que sin importar las circunstancias, no se le debe pegar o maltratar al felino por orinar fuera de su caja.

Imagen cortesía de (www.gattos.net), todos los derechos reservados.

 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here