Inicio Otras Mascotas Interactúa con tu pez apropiadamente en 3 pasos

Interactúa con tu pez apropiadamente en 3 pasos

Los peces le ofrecen experiencias impresionantes a las personas que saben valorar el tiempo junto a ellos. Y no solo eso, su presencia en el hogar ayuda a liberar tensiones y llenarlo de armonía, algo que sin duda agradecen quienes deben pasar largas horas en el trabajo.

Pero debido a que son animales tan diferentes a las mascotas terrestres, los peces poseen su propia esencia al relacionarse con los humanos; algo que todo dueño debe respetar y comprender. Interactúa con tu pez apropiadamente en 3 pasos.

1.Recuerda que no son como un perro o un gato

El comportamiento y características físicas de los peces no suelen ser compatibles con una vida de constantes juegos y abrazos, una diferencia importante con otras mascotas como los perros. De la misma manera, el contacto físico con sus escamas podría resultar perjudicial para la salud de ciertos peces, quedando limitada esta acción para casos especiales.

Es importante entender que no se puede estar sacando a los peces del acuario con la intención de abrazarlos o cargarlos entre las manos por curiosidad. Interactuar con un pez de esta manera solo logrará lastimarlo o provocarle estrés, perjudicando su salud.

2.      Ten cuidado a la hora de acercarte al acuario

Los peces que se mantienen en un acuario serán, por lo general, mucho más pequeños que un humano, por lo que al acercarse a este hay que hacerlo con precaución, en especial a la hora de limpiar el acuario y alimentar a los peces. Los ruidos fuertes, cambios drásticos en la luz del entorno y el acuario, así como los golpes, deben ser evitados.

Este último punto es fundamental cuando la persona quiere sentarse a contemplar el movimiento de los peces en el acuario. La empatía es el primer paso para entablar una buena relación con los peces. Las reacciones bruscas por parte de la persona o golpear el cristal del acuario puede causarle un severo estrés a los peces, desarrollando en ellos cierto pavor hacia la persona.

3.      Aprende a moverte al ritmo de los peces

Para interactuar apropiadamente con los peces, la persona debe conocerlos, comprender su ritmo y esencia individual. Esto se logra al observarlos y sentir curiosidad por ellos, mientras más se aprende sobre ellos, más cariño y respeto se les tendrá.

La rutina es un eje importante en la formación de una relación con los peces. Si la interacción con la persona es positiva y mantiene un ritmo agradable para los peces, estos lentamente irán considerando a la persona como una parte más de su hogar, como otro de sus compañeros. Pero para esto se necesita paciencia y comprensión.

Imagen cortesía de Daniel Rodríguez (www.clarin.com), todos los derechos reservados.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here