Inicio Perros Patche, el perrito que ha salvado su vida gracias a una impresora...

Patche, el perrito que ha salvado su vida gracias a una impresora 3D

patche

Hace ya algún tiempo han comenzado a entrar en juego las impresoras 3D en nuestras vidas. Han llegado de manera tímida, pero prometen ser útiles en muchos campos.

Estas máquinas tienen como funcionalidad realizar réplicas de diseños en 3 dimensiones, permitiendo la posibilidad de crear piezas con volumen, ya sea a partir de un diseño realizado por ordenador, como recogido a través de un escáner 3D.
No nos vamos a detener demasiado en su funcionamiento, porque es algo complejo. Pero si estás interesado/a en este tema, encontrarás mucha información en internet.
Lo que sí te diremos es que grandes industrias, como la automoción, la industria médica, o la alimenticia, ya están utilizando esta herramienta.

A tal punto llega su utilidad que en medicina ya se están imprimiendo prótesis o realizando investigaciones para reproducir órganos con impresoras 3D a través de células madre.

Pero vamos al caso que nos ocupa hoy, Patche:

Patche, el perrito que ha salvado su vida gracias a una impresora 3D

Patche es un lindo perro salchicha que tiene 9 años de edad y vive en Canadá. Este peludo padecía un tumor cerebral. Pero este año, Patche ha sido sometido a una operación con éxito y, con la ayuda de una impresora 3D, los veterinarios le han reconstruido el cerebro.

El grave tumos había deformado la cabecita de Patche y, su peso, le impedía levantar la cabeza. Y enseguida los verterinarios vieron que al extirpar el tumor a Patche, debían extirpar también parte del cráneo.
Ante este tipo de operación, normalmente los veterinarios dan forma a una malla de titanio sobre el punto que deben cubrir, pero lo cierto es que ese procedimiento implica mucho tiempo en el quirófano y aumenta el riesgo de muerte para el paciente. Con el fin de evitar ese riesgo, la doctora responsable de Patche, pensó en la nueva tecnología 3D.

patche

Fue así como los veterinarios, con la ayuda de un ingeniero, crearon un modelo 3D de la cabeza y el tumor de nuestro protagonista y una prótesis de titanio que encajaba a la perfección con el hueco que presentaría Patche en el cráneo tras extirpar su tumor.

Que Patche haya superado con éxito todo este proceso y pueda volver a hacer vida normal gracias a la ayuda de una impresora 3D es una buenísima noticia. Pero lo cierto es que su operación es la primera de este tipo en realizarse en América del Norte y supone todo un avance en la investigación médica contra el cáncer, pero no solo en veterinaria, sino también para la medicina en humanos.

patche

¡Enhorabuena y gracias, Patche!

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here