Inicio Perros ¿Por qué los perros son tan amigables con los seres humanos?

¿Por qué los perros son tan amigables con los seres humanos?

“El mejor amigo del hombre”, es una de las muchas maneras en que se definen a los perros, quienes no solo son compañeros leales, sino también sumamente amistosos y amorosos con aquellos humanos que son apreciados por ellos.

Pero todo esto trae la duda de ¿por qué los perros son tan amigables con los seres humanos? ¿Se debe a la domesticación o a un comportamiento natural en sus genes? La actitud de los perros hacia los humanos es curiosa a la par que misteriosa; pues no es hasta la aparición del estudio realizado por científicos de la Universidad de Princenton, que se pudo dar con una idea más clara y precisa del porque de el comportamiento amigable de los perros con los seres humanos.

El estudio de Bridgett M. von Holdt y sus colegas de Princenton

Bridgett M. von Holdt es una bióloga evolutiva de la Universidad de Princenton, quien ha dedicado varias de sus investigaciones a indagar y profundizar en lo que hace a un perro ser lo que es. Su investigación más reciente, llevada a cabo con sus colegas de la universidad de Princeton, y con una duración aproximada de tres años, se ha centrado en estudiar las bases genéticas subyacentes para el comportamiento social en perros y lobos.

Este estudio, publicado en Science Advances, evidenció que los perros, en comparación con los lobos domesticados y criados en circunstancias similares, son más sociables y atentos con los humanos, además de responder a instrucciones y comandos de forma más efectiva. Profundizando en la base genética potencial de estas diferencias, se descubrió que los perros hipersociales tienen variantes de dos genes llamados GTF2I y GTF2IRD1.

En los seres humanos, la eliminación de estos dos genes produce el síndrome de Williams-Beuren, el cual se caracteriza por unos rasgos faciales determinados, dificultades cognitivas y un gran nivel de sociabilidad y extroversión. Para von Holdt, es como si se hubiese creado un “síndrome de comportamiento” en los animales de compañía, basado en la sospecha de que las variantes genéticas en perros inhiben su función normal, lo que produce problemas similares a los observados en humanos con síndrome de Williams-Beuren.

Sumado a esto, y como complemento y detonante de esta investigación, en 2010 von Holdt junto con Monique Udell, especialista en comportamiento animal de la Universidad Estatal de Oregón, estudiaron los genomas de perros y lobos. Donde identificaron alteraciones en el gen WBSCR17, ocurridas durante la domesticación de los perros.

El análisis de estos elementos, respecto a la combinación de los datos genéticos y de comportamiento, llevaron a la conclusión de que los cambios en dichas regiones del genoma, impulsaron a los lobos a convertirse en los perros amantes de los humanos que se conocen hoy en día.

 

Futuras investigaciones

Los hallazgos de las investigaciones realizadas por la bióloga evolutiva Bridgett M. von Holdt y sus colegas de Princeton, aún no poseen la suficiente fuerza como para ser considerados cien por ciento válidos, de acuerdo a lo dicho por la Universidad de Pennsylvania.

Sin embargo, en su análisis genético se encuentra la clave para responder al por qué los perros son tan amigables con los seres humanos, por lo que se esperan futuras investigaciones que ayuden a conocer más a fondo la curiosa relación humano-perro y la compleja evolución de estos animales.

Imagen cortesía de (www.sophimania.pe), todos los derechos reservados.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here