Inicio Perros Refuerzo positivo, indispensable para el entrenamiento de tu mascota

Refuerzo positivo, indispensable para el entrenamiento de tu mascota

Una parte importante de la convivencia con mascotas es el entrenamiento, no solo porque es necesario para que el animal pueda adaptarse correctamente a las características de su entorno, sino también para mantener su salud mental y física. Esto causa una gran preocupación en los dueños primerizos, pues conocer cuáles son los métodos más adecuados y si serán efectivos con su mascota, no es una tarea tan sencilla.

Un elemento esencial, aparte de la paciencia y la rutina, es el refuerzo positivo, indispensable para el entrenamiento de tu mascota. El refuerzo positivo, que ha estado tomando cada vez más fuerza en los últimos años, es el mejor aliado que cualquier persona puede tener a la hora de adiestrar a un animal, ¿pero por qué?

¿Qué es el refuerzo positivo?

Contrario a ciertos métodos tradicionales que utilizan el castigo para “enseñar” al animal lo que no debe hacer, el refuerzo positivo premia las conductas o acciones deseadas e ignora las que no, logrando con esto que el animal asocie de forma positiva lo que se le quiere enseñar. Si existe una asociación positiva, el animal hará lo posible por obtener su premio, e irá implementando aquello que es premiado y evitando lo que no.

El éxito del refuerzo positivo recae en que el animal hace esto porque quiere y no porque tiene miedo de ser castigado, evitando así muchos de los problemas de salud mental que aquejan a las mascotas, como lo son el estrés y la ansiedad. Por esta misma razón, el refuerzo positivo es exitoso con todos los animales que se tienen como mascota, perros, gatos, aves, hurones, etcétera.

Beneficios del refuerzo positivo

Los beneficios del refuerzo positivo en mascotas se pueden ver a corto y largo plazo, y es sin duda lo más recomendado a la hora de adiestrar. Los beneficios más notables del refuerzo positivo son:

  • Permite que exista una buena comunicación humano-mascota y fortalece los vínculos que existen entre ambos. Debido a la forma de aplicación del refuerzo positivo, el animal logra entender en poco tiempo lo que la persona quiere, evitándose así las frustraciones y miedos que se desarrollan al utilizar el refuerzo negativo (regaños, golpes).
  • Es efectivo en todo aquello que se le quiera enseñar al animal, además de lograr una participación positiva de su parte. El refuerzo positivo funciona tanto si se le quiere enseñar una orden como dar la pata o sentarse, como si lo que se quiere es que asimile una nueva conducta.
  • Es divertido, fácil y toda la familia puede aplicarlo. El refuerzo positivo consiste en darle un premio a la mascota justo después que realiza la acción deseada, ya sea una caricia, golosinas, palabras dulces o juegos; gracias a esto cualquier miembro de la familia puede participar activamente en el entrenamiento.

Imagen cortesía de (www.sargeanimals.org), todos los derechos reservados.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here