Inicio Gatos ¿Tu gato camina sobre ti? Te explicamos por qué

¿Tu gato camina sobre ti? Te explicamos por qué

Los gatos son bien conocidos por poseer costumbres y comportamientos inusuales para el ser humano. Particularidades que provocan una curiosidad inmensa en las personas, siempre con las preguntas: ¿tendrá hambre? ¿está aburrido? ¿lo hace porque me quiere o me odia?

Un comportamiento que suele despertar bastantes dudas es el de que el gato empiece a caminar sobre la persona, sin siquiera inmutarse un poco. Este comportamiento suele estar acompañado luego de una persona convertida en almohada para gatos, pero es un gesto de gran valor. ¿Tu gato camina sobre ti? Te explicamos por qué a continuación.

¿Por qué mi gato camina sobre mí?

A diferencia de otros comportamientos gatunos, el que un gato camine sobre una persona no tiene demasiados significados ocultos. Y es en realidad, una muestra de cariño.

Cuando un gato comienza a caminar sobre una persona está reclamando su atención, pero al mismo tiempo le está transmitiendo confianza y cariño. Razón por la que casi siempre este comportamiento viene acompañado de un gato acurrucándose sobre la persona, amasándola o incluso lamiéndola.

Su significado se evidencia principalmente por lo inusual que suele ser que un gato camine sobre una persona. Ocurriendo solo cuando el gato se encuentra cómodo, ansioso o tiene muchas ganas de ser acicalado por su humano.

¿Qué puedo hacer para evitar este comportamiento?

Si la persona se siente incómoda con este comportamiento, es importante que entienda que por lo general, el felino no lo hace con mala intención, más bien todo lo contrario. Por lo que no debe reaccionar de forma brusca o castigarlo por tal acción, pues en su mente es una muestra de confianza.

Descartándose los castigos, gritos o cualquier otra reacción agresiva, la persona deberá agarrar con cuidado al gato y dejarlo en un sitio seguro. Debido a que es más una reacción espontánea por parte del gato que un acto “premeditado”, el hacerle entender que no debe caminar sobre una persona será una tarea complicada.

Por lo que la única opción que queda es distraer al gato justo antes de que se suba sobre la persona y mantenerlo entretenido por un rato. Los juegos o caricias son bastante efectivos para estos momentos.

Imagen cortesía de ( www.expertoanimal.com), todos los derechos reservados.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here